Música para meditar: la mejor que puedas encontrar (y gratis)

Sin música, la vida sería un error

Friedrich Nietzsche

 

La música para meditar es un arma de doble filo. Yo siempre digo que mejor en silencio.

Peeeero, como en todo, puede haber excepciones. La vida no es blanca o negra.

Puede ser que te cueste horrores coger el hábito de la meditación, que haya demasiado ruido ambiente a tu alrededor… Las razones son infinitas.

Especialmente si tienes dificultades al empezar, te recomiendo hacerlo con música para meditar y relajarse. Facilita mucho las cosas, y además te preparará para cuando empieces a afrontar la meditación en silencio.

Hoy te traigo lo que he ido encontrando a lo largo del tiempo sobre la mejor música para meditar gratis y sonido ambiente para la meditación. Creo que he escuchado prácticamente todo lo escuchable que hay por ahí, tanto en la web como en aplicaciones. Esta es mi selección gourmet. Disfrútala.

 

Música para meditar

Como dije, hay varias maneras —gratuitas— de acceder a este tipo de música que, sin ser un estilo en sí, se trata de cualquier música que nos transmita paz y tranquilidad.

Las más adecuadas al efecto suelen ser aquellas que tengan patrones repetitivos, sin saltos ni cambios bruscos, y con sonidos cálidos y no estridentes.

Vamos, emotivas pero repetitivas.

Los sonidos de ambiente también son muy efectivos; de hecho, yo los prefiero. Sobre todo porque aceptamos mucho mejor que sean repetitivos. También te pondré unos cuantos.

 

En la web

Que no te asuste el hecho de que duren 3 o más horas, siempre suele ser la misma canción o patrón repetido, una y otra vez.

Recuerda añadir los que más te gusten a tus marcadores para tenerlos siempre a mano.

 

 

 

Este incluso combina música con sonido ambiente…

 

 Y este mezcla la lluvia con una flauta.

 

Mis favoritos de sonido ambiente:

 

 

 

La música para meditar no tiene que ser siempre de sonidos naturales o patrones infinitos. Échale un vistazo a esta (sobra decir que, preferiblemente, no tenga voz).

 

Aplicaciones

El formato App suele ser bastante más práctico. No sólo por su portabilidad (Youtube puede acabar con tu tarifa de datos si te descuidas…) sino porque a menudo puedes personalizar el sonido. Algunas de las que te muestro también tienen versión web, así que atento con esta música de meditación (clicka en los títulos para ir directo a sus páginas):

| Noisli

Sencillo pero efectivo. Tiene tanto versión móvil como versión web (incluso una extensión de navegador). Te da una selección de sonidos que puedes ir añadiendo, además de poder variar los volúmenes para conseguir la mezcla perfecta.

Noisli

 

| myNoise

Este es un poco más complejo a la vista que el anterior, pero gana en variedad; además de que tiene un ecualizador (con el que puedes modificar el sonido). Es también multiplataforma, así que puedes disfrutarlo también en tu navegador.

 

myNoise

 

| TaoMix

En este caso, sólo para móviles. Pero es extra-intuitivo y hace que meditar con música sea muy fácil. Una de las mejores apps de sonidos ambiente que hay por ahí.  ¡Échale un vistazo!

 

TaoMix

 

| Naturespace

Más sonidos de calidad para tu móvil. Junto con la anterior, son la auténtica artillería en música para meditar que puedes conseguir (gratis, mayormente). ¡Con todos estos recursos tendrás para rato!

 

Naturespace

 

| Rainy Mood

Cierro mi selección gourmet con uno de mis favoritos. Disponible tanto en navegador como en móvil. Quizá el más simple de todos, pero bueno, un sonido continuo de tormenta no necesita mucha complejidad (y es, en mi opinión, la mejor música para meditar que existe).

En la app tienes más sonidos, pero yo que soy un romanticón siempre me he quedado con la lluvia. Disfrútalo.

 

Rainy Mood

 

 

Un apunte final sobre música de meditación

Mi consejo respecto a esto es: no sigas buscando más si ya te has cansado de todos los recursos que te he dado aquí (¿En serio estás pensando en despachar la lista entera?)

Si por alguna casualidad ese es tu caso, tal vez sea el momento de abandonar la música y los sonidos y empezar a meditar en silencio.

Meditar con música es similar que con las meditaciones guiadas. Sirven, sí. Pero al principio. Nos ayudan a afrontar la meditación con más ganas; a mantener el momentum.

Pero lo que son alas al principio terminan por convertirse en cadenas. No te conviertas en un meditador dependiente de audios, música o incluso de tener un cojín cómodo y mullido.

Para meditar no necesitas nada. O deberías poder prescindir de todo una vez cojas práctica. Este el objetivo. No te olvides.

Mientras tanto, te deseo el deleite más exquisito con esta selección; o este… sorbete de sonidos 🙂

¡Diviértete!

Deja un comentario