Cómo meditar correctamente

Se necesita poco para hacer las cosas bien, pero menos aún para hacerlas mal

Paul Bocuse

 

Típico. Te pones a correr y después de 10 minutos se te entumecen las piernas y piensas: ¿Por qué me duelen las piernas? Debo de estar corriendo mal.

Ah, no, claro. Que eso es lo que se siente al correr. Correr es molesto a veces.

Tengo un mensaje para ti: meditar también es molesto a veces.

¿Qué esperabas? Meditar no consiste en apestar una habitación de incienso, vestir pantalones anchos y ponerte a reflexionar sobre el cosmos y la vida.

Pero como a todos, en algún momento te debes haber preguntado: ¿Cómo meditar correctamente?

En realidad, la respuesta a tu pregunta es muy sencilla. Sigue leyendo.

 

¿Por qué necesitas una respuesta?

Es evidente que si te preguntas cómo meditar correctamente, probablemente es porque piensas que lo estás haciendo mal.

O que no sabes si lo estás haciendo mal o bien.

Vale, tranquilidad.

En la mayoría de casos, la gente experimenta problemas bien por falta de información (no saben qué hacer) o bien por exceso de información (han sido bombardeados con tantos datos que no saben por donde van los tiros de verdad).

 

¿Cuál es tu caso?

Si eres un principiante sin conocimiento previo, a menudo una buena dosis de esclarecimiento es la solución.

Es posible que leyeras algún artículo superficial sobre cómo meditar correctamente en algún sitio y decidieras darle una oportunidad, pero…

Oh. No tengo ni idea de lo que estoy haciendo.

Si es tu caso, lee este artículo sobre mindfulness para esclarecer tus dudas generales; o esta guía práctica de meditación si te sientes preparado para lanzarte a la práctica y empezar a meditar correctamente.

Por otro lado, también puede ser que te encuentres en un limbo: llevas un tiempo meditando y crees que has llegado a un “tope”. Simplemente crees que no puedes subir más.

¿Te has preguntado por qué no estás progresando? ¿O cómo desarrollar los pilares de la práctica?

En general, tanto la falta de información como su exceso son un problema porque, una vez conoces los fundamentos, las respuestas sobre cómo meditar correctamente se esconden en la misma práctica.

Sí, debes tener una base teórica, pero llegado a un punto, no te dejes intimidar por la cantidad de información que hay en todos sitios y medita, simplemente.

 

Cómo meditar correctamente

Si tuviéramos que responder simplemente a “¿Estoy meditando?”, entonces la respuesta es bien sencilla:

Si durante tu sesión haces un esfuerzo consciente por dirigir tu atención a la respiración, entonces estás meditando

No le busques más vueltas. No trates de complicarlo. Por supuesto que hay matices, detalles y esas cosas; pero si haces lo citado arriba, entonces estás meditando. Si haces otra cosa diferente, como pensar en tus asuntos, entonces no.

Vale, estoy meditando. ¿Pero qué hace que medite “bien” o “mal”?

Aunque la gente se obsesione de verdad con cómo meditar correctamente, la verdad es que no es tan importante. Verás, el 80% del trabajo ya lo tienes bien hecho si desvías la atención a tu respiración con éxito. No te obsesiones hasta el punto de que suponga un obstáculo para tu práctica.

El 20% restante lo dominas si practicas con regularidad, y vas perfeccionando tu técnica poco a poco:

  • Aumentas el tiempo de las sesiones (o haces más de una)
  • Te concentras en desarrollar poco a poco los pilares (conciencia, concentración y neutralidad)
  • Mejoras tu postura
  • Extrapolas lo aprendido a la vida real

¡Y ya está! No pierdas el tiempo leyendo sobre cómo meditar correctamente si aún no has hecho tu sesión diaria. Y recuerda que, aunque no sepas como lidiar con el tiempo de las sesiones, los pilares o lo que sea, la mayoría del trabajo lo haces prestando atención a tu respiración.

 

Señales de que lo estás haciendo bien

Es muy común que otros noten cosas antes que nosotros mismos. Simplemente porque a veces es difícil mantener un sentido de la perspectiva.

Y pese a que he dicho que no centres tus objetivos en los resultados, sino en la práctica constante en sí, éstos son algunos de los síntomas que aparecen una vez se aprende cómo meditar correctamente:

 

| Estás más concentrado

No sólo te centras más, sino que ahora eres consciente de cuándo estás centrado o no. Ahora tienes la habilidad de ver tu comportamiento en perspectiva y eso te permite corregir las pequeñas distracciones que tiene tu mente en el día a día.

 

| Eres más consciente de tus acciones

Tu rutina ya no es tan “automática” como antes. Puede que ya hayas empezado a hacer las cosas con propósito, o incluso a cuestionarte por qué las haces.

¿Por qué me como los mismos cereales cada mañana? ¿Sé si quiera si es bueno para mi salud? ¿Habrá alguna alternativa más sana a los cereales procesados o a las tostadas?

Pequeñas epifanías como esta se irán haciendo cada vez más comunes.

 

| Prestas más atención a tu alrededor

Tal vez tienes un pequeño jardín en tu casa, pero ya te habías olvidado de él. O un pez al que ya le echabas la comida prácticamente sin mirarlo.

Y ahora de repente… ¡Han vuelto! Cada cierto tiempo tu mente tiene una pausa y de repente aprecias toda esa belleza oculta de nuevo.

O nunca te habías dado cuenta de que hay otras personas a parte de ti en la cafetería donde desayunas, porque siempre estabas con la mirada clavada en tu café o tu croissant.

Meditar correctamente hace que veas el mundo más allá de tu nariz y comiences a notarlo, ¡Eso es genial!

 

| Eres más atento y empático con los que te rodean

Al igual que con las cosas, te das cuenta de que también estabas dando por sentadas a las personas, obviando completamente su existencia.

Ahora preguntas “¿Cómo estás?” sinceramente, con una entonación que invita a la respuesta, o simplemente eres más simpático y comprensivo en general.

 

cómo meditar correctamente

 

Oye, si no has experimentado ninguna de esas sensaciones, es o bien porque aún no has llegado a ese punto, o porque simplemente no se han manifestado y ya está.

No creas que lo estás haciendo todo de pena si no te has visto en ninguna de esas situaciones. Como he dicho ya, cada persona es un mundo y cada práctica meditativa se manifiesta a su manera.

Aunque meditar correctamente no es el único requisito para empezar a ver cambios en ti mismo. Recuerda que la meditación no debe quedarse en el cojín, sino acompañarte durante todo el día.

 

Despeja tus dudas

Lo repetiré una vez más: aprende los principios; ponte a meditar bien. Todo lo demás viene después y en un principio es secundario.

Cuando creas que estás preparado para más, siempre puedes ir en busca de información, pero sólo cuando tengas una base teórica y práctica. No leas a lo loco, ni medites a lo loco. No es efectivo y terminas por perder el tiempo.

Así que ya sabes:

  • Lee libros sobre el tema
  • Únete a una comunidad
  • ¡Sigue leyendo este blog!

Meditar bien es incluso subjetivo, dado que hay muchas formas correctas de hacerlo. Pero hoy has aprendido cuáles son las líneas generales para saber cómo meditar correctamente.

Ten paciencia, amigo, que es la madre de todas las ciencias.

Deja un comentario